CARLOS PEDRO BLAQUIER - ABOGADO
Buenos Aires, 21 de febrero de 1972

Señores
Doctor Pedro Blaquier
Ingeniero Rafael C.A. de Oliveira César

Queridos, Pedrito y Rafaelito:
Estas líneas tienen po objeto expresarles lo que pienso con respecto al haras: -su pasado, su presente y su futuro-, a la luz de una idea que ustedes no deben olvidar; La Biznaga, al igual que Ledesma, no puede permitirse el lujo de fracasar en nada, aún en el supuesto que triunfar no sea lo más rentable, porque nosotros hacemos de los negocios una cuestión de prestigio personal. Las cosas hay que pensarlas antes de iniciarlas, después hay que apechugar: esta es la regla. No digo que no puedan hacerse excepciones en circunstancias extremas, pero éste no es el caso.
Como ignorabamos el negocio lo iniciamos con animales muy malos para que el derecho de piso resultara mas barato. Hoy hemos aprendido algunas cosas, tenemos buenas instalaciones y estamos en mucho mejores condiciones para empezar a trabajar con animales de calidad. Dimos un primer paso con la compra de las últimas veinte yeguas y pienso que este año tenemos que tratar de conseguir por lo menos otras diez de mejor nivel, que por supuesto costarán bastante más, con el objeto de levantar la puntería. Otro problema que tenemos por delante es el de un padrillo de primera...... lo que significa que no le neguemos una oportunidad razonable a Tamuré, pero si que no debemos jugarnos a esa sola carta. Esto no quita que haya que intentar servicios de padrillos ajenos de interés en algunas de las modalidades que se dan en el mercado con el objeto de aumentar el espectro de posibilidades. Ya se que todo cuesta plata, mucha plata, pero de otro modo correremos el riesgo de que novicios sin éxito, lo que es aceptable, nos convirtamos en veteranos fracasados, lo cual ya no lo es.
Me preocupa mucho pensar qué vamos hacer con las generacones que entrarán a correr en 1973 y 1974 pues, salvo excepción, son hijos de las muy malas madres que ya sabemos lo que dan. Y me pregunto si no sería el caso de venderlas localmente en forma particular con el menor ruido posible y comprarnos este año y el que viene ocho o diez potrancas de primera línea cada año para prestigiar nuestros colores y mejorar el dia de mañana nuestros planteles de madres. De este modo cubriríamos decorosamente el bache de los próximos dos años hasta que en 1975 empiece a correr la primera producción de las yeguas que compremos este año.
La semana pasada le dije a Joe Martínez de Hoz que si tenía en venta o estaba por vender alguna madre que nos avisara. Que me pensara que podía hacerse en materia de servicios. Quedó en proponerme algo en los próximos días. Ustedes dirán.
Síntesis: podríamos no haber hecho un haras, pero ahora que lo tenemos no podemos menos que hacer todo lo posible para que sea de los mejores "That's your problem".
Los abraza

CARLOS P. BLAQUIER
AV. Corrientes 415 - 7º Piso - Capital Federal, Buenos Aires, Argentina - Tel: (011) 4378 1707 - email: haraslabiznaga@ledesma.com.ar